Saltar al contenido

Dónde vive el jabalí

enero 5, 2019

¿Quién no recuerda al carismático Pumba de la película de Disney “El Rey León”? pues a este singular cuadrúpedo es precisamente a quien se dedica la presente entrega; acompáñenos a descubrir las características, comportamiento, hábitat y una que otra curiosidad del mamífero artiodáctilo conocido como jabalí.

¿Qué son?

Jabalí es el término vulgar por el que se conoce al miembro de la familia de los Suidos presente en Europa; de nombre científico Sus Scrofa, es un mamífero artiodáctilo muy parecido al cerdo que extienden sus dominios hasta ciertas regiones asiáticas y algunos países americanos.

¿Cómo es un jabalí?

A grandes rasgos, los jabalíes son mamíferos de tamaño medio caracterizados por un tren delantero más desarrollado respecto al trasero; pero no es sino su gran y alargada cabeza, el rasgo más distintivo de la peculiar especie de ojos pequeños, característica que permite deducir su deficiente sentido de la visión; sin embargo, esto no es algo que aqueje demasiado al animal, pues la carencia la ve compensada con un excelente sentido del olfato y del oído.

La apariencia rechoncha de su cuerpo se acentúa gracias a la presencia de un corto y grueso cuello, que, junto a sus patas bastante pequeñas, le dan ese aspecto característico.  En cuanto a tamaño y peso, alcanzan entre 90 y 160 cm de largo, pesando unos 80 kilos y de 45 a 60 kg en machos y hembras respectivamente.

¿Cuál es su comportamiento?

No es sino el pelaje de la especie la característica que más influye en su comportamiento, rigiendo incluso los parámetros de sus hábitats. Al ser muy grueso – y medir entre 10 a 16 cm, dependiendo de la parte del cuerpo – el pelo del jabalí conllevó a que, tras años de evolución, el grueso pelaje acabara en glándulas sudoríparas inútiles, trayendo como consecuencia la necesidad de darse baños de barro que le permitan regular su temperatura.

¿De qué se alimenta?

Su avanzado sentido del olfato, le permite buscar comida bajo tierra, sustentando su dieta en bellotas, trufas, caracoles y otras criaturas que varían en función de la sub especie.

¿Dónde viven?

La posibilidad de adaptarse a cualquier hábitat convierte a los jabalíes en animales todo terreno; no obstante, suele ser notoria su preferencia por emplaces que les permitan camuflarse de los depredadores, por los que se les ve con frecuencia, en sitios de vegetación alta en los que abunde el agua suficiente para llevar a cabo sus rutinarios baños de barro.

Esta es la razón por la que los lugares predilectos de los jabalíes son los macizos forestales caudifolios y/o encinares, en especial, si son ricos en maleza y están poco poblados. En términos geográficos, la distribución de la sub especie más común – la Sus Scrofa Scrofa – corresponde desde Francia hasta Rusia, sin embargo, se ha visto bastante introducida en países como Noruega, Suecia, Argentina, Estados Unidos y Canadá. 

La siguiente subespecie más común – la Sus Scrofa Attila, caracterizada por su gran tamaño – tiene como distribución de origen a Rumanía, Transilvania, Hungría y Cáucaso hasta el mar Caspio; mientras que algunas minorías, por ejemplo, las subespecies Taivanus y Majori son endémicas de un solo país, Taiwán e Italia respectivamente.

Curiosidad:

La potencia del olfato del jabalí le permite percibir a sus depredadores a más de 100 metros de distancia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies