Saltar al contenido

Viajar a Berlín

enero 13, 2019

¿Planeando viaje a Berlín? Pues tome nota de los lugares que, a juicio propio, no debe dejar de visitar por ningún motivo; organice su itinerario y sáquele el máximo partido a su experiencia por esta increíble capital europea.

¿Sitios más visitados?

Como toda gran urbe, Berlín cuenta con sitios icónicos que deben formar parte del itinerario de cualquier viajero; una parada obligada es la Puerta de Brandeburgo, no por nada, es la postal más vendida de la capital.

Otro símbolo de la ciudad a nivel mundial es El muro de Berlín, capaz de dejar sin habla a todo el que lo mira y el recuerdo en fotografía, que todos se quieren llevar. La siguiente parada es en el Monumento al Holocausto, pues es un error dejar de pasear entre las enormes losas de hormigón que caracterizan el lugar como recuerdo a los miles de víctimas.

Peros estos son apenas el abreboca de todo lo que Berlín tiene para ofrecer, la invitación es que incluya en sus planes una visita a:

  • Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche, la “iglesia en recuerdo del emperador Guillermo” y memorial de la Segunda Guerra Mundial.
  • Dead Chicken Alley, el callejón que muestra la esencia de la cultura alternativa de la ciudad.
  • Barrio de Kreuzberg, por ser uno de los más originales y preferidos por los berlineses.

 

Hoteles:

Establecimientos para hospedarse sobran en Berlín, desde aquellos modestos y económicos, hasta los más majestuosos hoteles en los que se respira lujo y confort. Dentro de esta categoría figuran:

 

Pullman Berlin Schweizerhof:

Localizado en la parte este de la ciudad, es la recomendación clara para el viajero más exigente; primero por su estratégica ubicación cerca de la comercial Kurfürstendamm, a lo que se le une su diseño elegante y habitaciones luminosas, amplias y modernas totalmente equipadas. Para el ocio y la recreación, pone a disposición su piscina climatizada, un bar con terraza y su restaurante, además de un spa y gimnasio.

 

The Westin Grand Berlin:

Emplazado en pleno corazón del centro histórico, es la alternativa del visitante que va en plan de turistear por la ciudad, ya que puede ir caminando a sitios de interés como el Monumento del Holocausto, la puerta de Brandenburgo y el Pergamon.

En cuanto a su estructura, destaca por una asombrosa edificación, en la que el protagonismo se lo lleva la escalera de su vestíbulo cubierto por una coloreada bóveda de cristal de 30 metros de altura; asimismo cuenta con todo lo necesario para hacer de la estadía una experiencia inolvidable gracias a sus cómodas y elegantes habitaciones, servicio de masajes y tratamientos de belleza, spa con jacuzzi, gimnasio, piscina y un restaurante de cocina moderna.

 

Hotel Adlon Kempinski Berlin:

La última sugerencia la ocupa el hotel más emblemático de la ciudad – de hecho, es el alojamiento preferido por la mayoría de las celebridades que visitan la Berlín – años de historia y el más ostentoso lujo, se funden en un establecimiento con habitaciones y suites únicas equipadas con lo mejor de lo mejor, a las que se le une la más sensacional piscina cubierta, un exclusivo spa, saunas y gimnasio con cualquier clase de masajes y tratamientos de belleza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies